Sopa de miso

21 de abril de 2007



Sopa de miso (misoshiru en japonés).

El miso es una pasta fermentada de semillas de soja, a la que se añade cebada o arroz, y sal. Suele utilizarse, como es el caso, para la elaboración de sopa, aunque también puede emplearse para elaborar salsas que acompañen algunos alimentos a la brasa.

Ingredientes (3 raciones):

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es poner las algas wakame en remojo y dejarlas ahí hasta que las vayamos a utilizar. Hay que ir con cuidado con ellas porque crecen mucho mientras están en agua.

A continuación, pondremos el dashi a calentar. El dashi, no es más que un caldo japonés a base de alga kombu y virutas de bonito seco (o katsuobushi), aunque también se puede conseguir en forma de sopa instantanea. De todas formas, si tenéis dificultad para conseguirlo, usad simplemente caldo de pescado o incluso de carne de ternera. Como último recurso podéis incluso hervir un litro de agua con una pastilla de caldo concentrado y a correr. Ni se os ocurra usar caldo de pollo, cerdo o verduras! La sopa de la foto por ejemplo, está echa a base de caldo de ternera y os aseguro que ha quedado deliciosa.

Mientras esperamos que el caldo llegue a ebullición, aprovechamos para pelar la zanahoria y la cortamos a cuadraditos muy pequeños. A continuación, cortamos el cebollino en círculos.

Cuando el caldo empiece a hervir, añadimos las 4 cucharadas de Aka-Miso y removemos bién para que mezcle. Aclarar que el Aka-Miso es una de las dos variedades que podemos encontrar de miso, de color oscuro y bastante salado, la otra es el Shiro-Miso, mucho más suave y de un color más pálido. Es por ello que no añadiremos sal al caldo porque nos quedaría demasiado fuerte. Precisamente, la primera vez que preparé esta sopa, me quedó incomible por no prestar atención a eso.

A continuación, le echamos los cuadraditos de zanahoria. Escurrimos el alga wakame y también la echamos en el caldo. Bajamos el fuego un poco para que se cueza bien y se vayan mezclando los sabores.

Mientras se cuece el caldo, cogemos una sartén pequeña (o un wok), ponemos un poco de aceite, echamos las cebolletas y vamos removiendo hasta que se doren. Cuando estén listos, apagamos el fuego, escurrimos de aceite y apartamos. Tened en cuenta que si no escurrimos bien o echamos aceite a la sopa, nos va a quedar grasiento.

Sacamos el tofú de la nevera y cortamos un trocito que cortaremos en cuadraditos de 1 cm. aproximadamente.

Cuando el caldo lleve más o menos veinte minutos al fuego, lo bajamos al mínimo y le añadimos el tofú. Lo dejamos diez minutos más a fuego lento, apagamos el fuego y le añadimos la cebolleta que previamente hemos apartado.

Servimos enseguida en un cuenco y a disfrutar.

Etiquetas:

Condimentado por Pierrot-le-fou a las 0:26

2 eructos:


Blogger Mulukwausi tartajea...

Mmmmm que rica! Lo voy a intentar! Voy a pasar por un super oriental que hay en Sevilla y compro los ongredientes... ya te comentaré como me sale!

Blogger Pierrot-le-fou tartajea...

Pues ya me contarás, si puedes hacer foto mejor que mejor.

Suerte!